¿Qué es la Terapia Humanista de Carl Rogers? | Sandra Tirado
16530
post-template-default,single,single-post,postid-16530,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
terapia humanista Rogers

La terapia humanista de Carl Rogers


A veces no es suficiente trabajar con coaching nutricional y personal para que cambies de hábitos y te sientas bien contigo mismo. Hay que profundizar más en uno mismo para que se produzca el cambio que esperas. Quizá hayas vivido situaciones a lo largo de tu vida que te hacen criticarte y auto exigirte demasiado y no seas consciente de ello o tengas creencias marcadas a fuego en tu piel que te boicotean continuamente en tus objetivos. Con la terapia centrada en la persona de Rogers podrás trabajar todos los aspectos que te impiden conseguir aquello que te has propuesto. Para que conozcas un poco más esta terapia humanista a continuación podrás leer todos sus principios, bases y beneficios.

terapia-humanista

La psicoterapia humanista de Carl Rogers: El enfoque centrado en la persona.

Para entender en enfoque rogeriano de la psicoterapia debemos trasladarnos a los orígenes de la psicología humanístico existencial.

Origen de la psicología humanista:

En 1962 el psicólogo americano Abraham H. Maslow, junto a otros colegas, fundó un nuevo movimiento centrado en profundizar en el comportamiento humano y en las dinámicas de una vida humana plena denominado humanístico-existencial. Este nuevo movimiento está influido por una vertiente freudiana que revaloriza a la persona dando mayor importancia a la situación presente del paciente, a sus metas e intereses. Otorga un papel importante a la razón, la voluntad y a la capacidad de elegir y entender. Estos neo-freudianos han introducido el factor sociocultural y el sentido espiritual de la vida como motivación en el desarrollo de la persona.

Otra rama de la que bebe la psicología humanista es el existencialismo: la experiencia individual y única es la base del conocimiento. A lo que le añade Kierkegaard la importancia de tomar acción para obtener conocimiento de uno mismo. Para el existencialismo la persona es la única fuente de datos a disposición del terapeuta: lo que experimenta, surge de ella y lo que construye.

Y por último, influye de una manera directa el humanismo y su búsqueda de la comprensión de la totalidad del ser humano: la persona es una entidad en si misma única y original.

Bases y principios básicos de la psicología humanista de la que bebe Rogers:

  • La persona como unidad psico-somática (Biológica y psicológica)
  • Imagen positiva y optimista del ser humano, en la que existe una concepción holística de la persona que se comprende como una unidad psico-somática.
  • La experiencia como base en el estudio del hombre.
  • Acentuación en cualidades como la elección, la creatividad, la valoración y la autorrealización.
  • Primacía de la subjetividad y vivencia de la persona.
  • Un interés fundamental por desarrollar el potencial de cada persona.

terapia humanista_2

La aportación de Carl Rogers y su enfoque centrado en la persona: la tendencia actualizante.

A lo anterior Rogers aporta un concepto básico, la tendencia actualizante: “el ser humano tiene una tendencia innata a actualizarse, conservarse y perfeccionarse tanto física como psíquicamente”.

La tendencia actualizante va más allá de mantener las condiciones elementales para subsistir, como son respirar o comer. Esta tendencia tiende a revalorizar a la persona, enriquecerla y ayudarla a desarrollar sus capacidades. El ser humano tiene el potencial para evolucionar y poder crecer pero no siempre encuentra las condiciones necesarias para poder desarrollarlo. El terapeuta es el encargado de fomentar ese espacio de seguridad donde poder descubrir todo ese potencial. La tendencia actualizante siempre actúa como fuente de autoconocimiento y como guía para la vida.

¿Cómo es el terapeuta de la terapia centrada en la persona?

  • La relación entre terapeuta y cliente. El enfoque centrado en la persona es un proceso de toma de consciencia de uno mismo, de su experiencia real. A través de la relación entre terapeuta y cliente se construye una identidad más auténtica. Rogers concibe esta relación como bases del crecimiento de la persona. La terapia consigue que el cliente llegue a los significados más profundos de su propia experiencia. Para ello, es importante crear un vínculo real entre terapeuta y cliente. En este tipo de terapia lo más importante es ayudar al cliente desde su marco de referencia, desde su mundo interno.
  • El especialista en este enfoque debe que tener tres actitudes básicas:
  1. Empatía. Es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de ver su mundo como él lo ve.
  2. Aceptación incondicional. Es la confianza y el aprecio sincero del terapeuta hacia el cliente. Aceptar su experiencia de una manera positiva, neutra y con afecto.
  3. Congruencia. Es la autenticidad del terapeuta, debe ser genuino, transparente y sincero. A su vez, debe conocerse a sí mismo y aceptarse. Esta congruencia permite que la terapia sea un diálogo libre entre dos personas, una conversación tú a tú.

El paciente de la terapia humanista centrada en la persona.

Estas son las condiciones básicas que un cliente debe tener para que haya un cambio terapéutico real y el proceso sea efectivo:

  1. Actitud abierta a la experiencia. Es necesario estar “abierto a”: a experimentar, a sentir, a descubrir… Ser capaz de vivir en el aquí y en el ahora. Estar dispuesto a fluir para tomar realmente consciencia de la experiencia.
  2. Compromiso con el proceso terapéutico. Compromiso con su proceso personal, las sesiones y la relación terapéutica.
  3. Confiar en ti y escucharte. Con esta actitud conseguirás tener acceso a tu consciencia. Serás más consecuente contigo y tu conducta se adaptará a tus necesidades, tanto personales y como sociales.

Terapia humanista _1

Beneficios del enfoque centrado en la persona

  • Te conocerás mejor a ti mismo.
  • Comprenderás tus emociones y experiencias.
  • Aliviarás tu estrés, angustia y / o ansiedad.
  • Dejarás de sentirte culpable y de juzgarte a ti mismo.
  • Desbloquearás las barreras que no te permiten avanzar.
  • Trabajarás tus creencias limitantes.
  • Adquirirás herramientas para afrontar mejor tu día a día.
  • Ganarás autoestima y seguridad.
  • Te aceptarás.

Si tienes cualquier duda sobre este tipo de terapia no dudes en comentar este artículo o en ponerte en contacto conmigo vía mail o teléfono: info@sandratiradocoach.com o 605 808 764

La terapia humanista de Carl Rogers
5 (100%) 3 vote[s]

Todavía no hay comentarios. Sé el primero en hacerlo

¡Anímate! ¡Escríbe un comentario!